En desguaces Correa nos preocupamos por el Medio Ambiente.

Tomamos la protección del medio ambiente como una prioridad. Todos los vehículos desguazados reciben el tratamiento para vehículos fuera de uso (VFO). Después de la recepción y registro de los vehículos en el desguace entren en la zona de descontaminación, la que dispone de pavimento impermeable y sistema de recogida de derrames. En esta zona se extraen combustibles, aceites, líquidos refrigerantes, limpiaparabrisas, líquido de frenos, baterías, filtros de aceite y combustible, gas del aire acondicionado, zapatas de freno con amianto, condensadores con PCB y componentes con Hg. Los residuos peligrosos segregados se almacenan dentro de esta misma zona, en contenedores debidamente etiquetados a la espera de ser recogidos por gestor autorizado.

Realizamos el reciclaje de los componentes del vehículo.

Una vez descontaminado, el vehículo pasa al despiece. Todos aquellos componentes del vehículo que puedan ser aprovechables se desmontarán. Los componentes que no sean reutilizables, se gestionarán como residuos no peligrosos, almacenándose por separado según su naturaleza. Con todo esto, el desguace ha dejado de ser un basurero de coches y se ha transformado en un centro de reciclaje. Hasta el 95% del vehiculo se puede reutilizar.

Ofrecemos recambios de segunda mano procedentes de desguaces.

A la venta de todo tipo de recambios de automovil recuperados de los coches desguazados.